Inicio
historia Slowly
Tunafish
Tunafish | 🇧🇩 Bangladesh
Busqué una persona que escuchará, encontré una amiga y luego la perdí

Originally written in English. Translated by just someone.

«Soy la oscuridad en la luz»

Eso es lo que decía su perfil. En realidad, ella era la luz en la oscuridad diaria que gira alrededor de mi mundo. Nos conocimos a través del sistema de coincidencia automática diaria de Slowly y durante las primeras cartas fue realmente robótico e incómodo intentar encontrar una conexión común.

Era una académica seria con una profunda fascinación por la música y la cultura. Una fanática de las aventuras, su idea de diversión era saltar de un puente, avión o algo más. Al mismo tiempo, tenía un profundo respeto por los antecedentes y la cultura a la que pertenecía. Por otro lado, yo soy un nerd tecnológico con alergia grave a las actividades físicas. Cuando a ella le gustaba hacer largos viajes en coche los fines de semana en un país en el que las mujeres todavía no no lo hacían comúnmente, ni siquiera sé cómo andar en bicicleta correctamente y la mayoría de las veces me encuentro durmiendo torpemente. Aunque compartíamos la lengua materna común, teníamos un país, cultura y aspiraciones separados.

Sin embargo, terminamos intercambiando casi 200 cartas en los próximos 6 meses. Después de descubrir por accidente nuestro celoso amor por biriyani, supimos que éramos inseparables. Con cada carta compartimos más y más de nuestra vida diaria y nuestros miedos. Los dilemas que tuvimos los logros que estamos buscando.

Bromeamos juntos sobre nuestra aversión mutua por las tías curiosas. Debatimos sobre la utilidad de tener un mono como mascota. Era su fuente de valentía cuando se enfrentaba a perspectivas de matrimonio arregladas y no deseadas. Actuó como la voz calmada de los sentidos cuando mi vida laboral se sacudía en la tormenta de la incertidumbre.

Respetamos la individualidad del otro y aceptamos las diferencias de la manera más optimista. El día se sentía incompleto si no había alguna carta de ella.

Su última carta fue el 1 de enero de 2018. Estaba escrita en bengalí pero usando letras en inglés, lo cual fue muy extraño para ella. Simplemente decía: «Todo está perdido. Que tengas un excelente año nuevo ”. Ella nunca volvió a escribir ni respondió mis cartas.

En todas las cartas que compartimos, nunca revelamos nuestros nombres verdaderos o la ubicación exacta o lo que realmente hacemos. He leído y releído todos los cientos de cartas que nos escribimos buscando pistas para descubrir dónde está o quién era. Pasé días buscándola, busqué en las redes sociales con diferentes combinaciones de su nombre, busqué en el registro de posibles lugares de trabajo en los que podría haber estado trabajando.

Perder a alguien, por cualquier razón, es doloroso. Quizás haya una especie de belleza en perder a un amigo. Arde, brilla, y nunca está contaminado por la realidad o por el uso excesivo.

A Papri, donde quiera que estés y estés como estés.

 Cuenta tu historia

SLOWLY

¡Empieza a conectar con el mundo ahora!

Slowly ha ayudado a 3,188,000 usuarios a entablar más de 14,470,000 amistades.