Inicio
historia Slowly
slchld
slchld | 🇬🇧 Reino Unido

Originally written in English. Translated by James Hutton.

Había pasado un mes de la cuarentena cuando descargué Slowly por primera vez. Antes de esto, había visto la aplicación en Play Store varias veces durante los últimos 2 años, pero cada vez, leía la descripción y siempre era escéptica. ¿Quién en su sano juicio esperaría hasta 2 días sólo para recibir un mensaje cuando puedo enviar un mensaje de texto y recibir una respuesta de inmediato?

Recuerdo el día que descargué Slowly con bastante viveza. Como antes, estaba en Play Store y le estaba contando a mi hermana sobre la aplicación que tardaba una eternidad en enviar mensajes cuando mi hermana confesó que había usado la aplicación antes. Me dijo que había conocido a personas que tenían intereses similares a los de ella y que había disfrutado mucho esperando las cartas. Aunque era escéptica, decidí descargar la aplicación de todos modos y envié algunas cartas con torpeza.

Un día después, abrí la aplicación y descubrí que no había recibido ninguna carta. No esperaba exactamente una respuesta larga al mensaje que había enviado, pero estaba un poco molesta al descubrir que nadie había respondido, así que envié algunas cartas más con la esperanza de que alguien respondiera. Al día siguiente, recibí mi primera respuesta. Fue una breve carta de presentación, pero me hizo más feliz que cualquier mensaje de texto que haya recibido. Fue entonces cuando me di cuenta de por qué la gente usaba esta aplicación. Fue la espera la que hizo que valiera la pena.

Seguí enviando cartas, haciendo emparejamiento automático todos los días. En un momento, estaba recibiendo tantas cartas que estaba muy abrumada, sin embargo, traté de responder a todas y cada una de las cartas que recibí, incluso si me tomó un tiempo. Quizás fue por esto que mis cartas a veces se sentían mecánicas y breves. Nadie me lo dijo, pero muchas personas no respondieron después de unas pocas cartas. Ingenuamente, simplemente asumí que habían dejado de usar la aplicación y que los ‘ocultaría’ como una forma de ordenar mi lista de amigos.

Sin embargo, un amigo me preguntó recientemente si disfrutaba de nuestras conversaciones, a lo que respondí que no, ya que me parecían muy discontinuas e impersonales. Pero al enviar esa carta, me di cuenta de que había estado haciendo lo mismo con todas las personas a las que les había estado enviando cartas. Por eso algunas personas dejaron de enviarme cartas. No disfrutaban de las conversaciones que estábamos teniendo. Sí, había algunos que habían dejado de usar la aplicación por completo, pero había algo fundamentalmente incorrecto en la forma en que interactuaba con las personas en la aplicación. No me estaba tomando el tiempo para entenderlos, pero esperaba que fueran sinceros conmigo. Fui una hipócrita de pies a cabeza.

Desde entonces, he desactivado el emparejamiento automático. Este hacía que fuera demasiado fácil encontrar nuevos amigos por correspondencia. Era demasiado fácil enviar una primera carta casi mecánica a alguien de quien no tenía ni idea, especialmente porque no vería su perfil hasta después de haber enviado la carta. Ahora trato de tomarme el tiempo para comprender profundamente a mis amigos por correspondencia actuales antes de buscar nuevas relaciones.

Poco a poco me ha hecho reevaluar cómo veo mis relaciones. Me ha hecho considerar si soy sincera en mis relaciones, tanto online como offline. Me ha hecho darme cuenta de que para que una amistad funcione, ambos debemos ser sinceros, especialmente en Slowly. Creo que me ha hecho una mejor amiga y por eso, siempre estaré agradecido de que Slowly sea parte de mi vida.

 Cuenta tu historia

SLOWLY

¡Empieza a conectar con el mundo ahora!