Inicio
historia Slowly
AniMax & Elif.Murphy
AniMax & Elif.Murphy | 🇺🇸 Estados Unidos & 🇮🇷 Irán
Selección del editor

Originally written in English. Translated by Linnette Barbosa (LinniBV).

Lentamente (Slowly). Es así como todas las cosas hermosas empiezan, como la más pequeña semilla brota y crece antes de finalmente florecer como la flor más brillante. Más que esto, sin embargo, así es como Elif y yo nos enamoramos.

Era octubre de 2018 cuando descargué Slowly por primera vez. Creé mi perfil y empecé a recibir cartas casi al instante. Indonesia, Canadá, Rusia, Taiwán, Corea – personas de todo el planeta de pronto querían hablar conmigo. Conocí a muchas personas increíbles, individuos que creo nunca habría conocido en mi vida normal. Me mostraron su mundo y yo les mostré el mío. Fue increíblemente reconfortante y revelador, gracias al puente invisible que Slowly construyó entre nosotros.

Estaba encantado con esta experiencia tal como era. Pero el 22 de noviembre de 2018, algo inolvidable pasó.

Era Acción de Gracias aquí en los Estados Unidos, así que estaba en casa de mis padres para celebrar. Ese día temprano me llegó una notificación de que pronto recibiría una carta de Elif.Murphy en Irán. ¿Irán? ¿Qué sería lo que alguien de Irán querría decirme? Tenía mucha curiosidad. Miré su perfil y descubrí que teníamos la misma edad y que quería hablar con personas de todo el mundo. “¡Genial!” pensé. No podía esperar a recibir su carta.

Esa noche, después de la cena, la carta llegó. Esa primera carta fue perfecta: dulce, simple y cortés. Honestamente, fue muy linda. Ella no escribió mucho, se presentó como “Elif de Irán” diciendo que podíamos ser amigos si yo quisiera. ¿Por qué no? Ella se veía buena persona y yo estaba muy interesado en aprender acerca de cómo era su vida en esa parte del mundo.

Le escribí de vuelta al día siguiente y empezamos a intercambiar cartas regularmente. Escribimos sobre la familia, los amigos, música y películas, sobre política y cultura. Su vida en Irán era muy diferente a la mía aquí en Estados Unidos y aún así teníamos tanto en común, especialmente nuestro amor por los animales. Me dijo que por eso era por lo que me había hablado en primer lugar, porque pudo ver en mi perfil que amaba a todos los animales.

A medida que se acercaba el año nuevo, nuestras cartas se volvían más y más largas. No podíamos parar de escribir, siempre teníamos tanto que decir entre nosotros. Estaba claro que ya no éramos solo amigos por correspondencia, sino que realmente éramos buenos amigos. Alrededor de Navidad, finalmente decidimos intercambiar números de teléfono – y no pasamos ni un día sin mensajearnos desde entonces. No importaba si eran las 5:30 AM y yo acababa de despertar o si estaba ocupado a mitad del día, constantemente me encontraba buscando mi teléfono para hablar con mi nueva amiga.

Empezamos diciéndonos buenos días y buenas noches, celebrando toda clase de festividades juntos a través de internet.

Cuando mi cumpleaños llegó en febrero, Elif me voló la cabeza. Ese día empecé a darme cuenta de lo mucho que yo significaba para ella y ella para mí. Ella me dio toda clase de hermosos regalos, pero el que me tocó más fue el poema que leyó para mí. Cuando escuché su dulce y suave voz que me decía encantadoras palabras persas de todo el mundo, me congeló el corazón. Podía escuchar en su voz y leer en sus palabras que yo le importaba, y que la relación que compartíamos era más especial de lo que yo hubiera imaginado. Cuando me dijo que yo era su mejor amigo, me hizo sentir como el hombre más afortunado.

Una y otra vez, por meses y meses, continuamos como “amigos”. Volteamos hacía atrás y nos reímos, porque es lindo y divertido. Ambos éramos demasiado tímidos para admitir que estábamos enamorados, pero todas las señales estaban ahí. Incluso mis compañeros de trabajo lo veían.

“¿Por qué sonríes todo el tiempo?”
“Ya vi todos esos corazones en tu teléfono. ¿Con quién hablas?”
“Estás enamorado, solo admítelo.” 

En mi corazón sabía que era verdad. Me sentía cómodo con Elif como nunca me había sentido con otro ser humano. Ella se preocupaba por mí y me consoló, me mostró más respeto, amabilidad y comprensión que cualquiera que haya conocido, aunque estuviera a 6,000 millas de distancia. Además de eso, la adoraba. No podía sacarla de mi mente. Era sabia, divertida, empática, apasionada y muy hermosa también. Hizo que todas las demás que había conocido desaparecieran de repente. Estaba sola en mi mente, con un fuego atroz ardiendo en su corazón y sonrisa. Tenía algo dentro de ella que nadie más y no podía dejarla ir.

Me dije a mí mismo que admitiría mi amor por ella en su cumpleaños, pero no pudimos esperar todo ese tiempo. Intenté ocultarlo, pero nuestro amor crecía cada día y era imposible tratar de negarlo.

El 17 de junio de 2019, los dos terminamos confesando que estábamos enamorados.

Como el día que nos conocimos, este es un día que nunca, nunca olvidaré. Entregamos nuestros corazones al otro, diciendo todo lo que queríamos decir desde hace tiempo pero teníamos miedo de admitirlo.

Gracias a Dios, Elif sentía exactamente lo mismo que yo por ella. Su amor por mí era igual de fuerte que el mío por ella, si no, hasta más.

Todo cambió aquel día. Es como si ambos hubiéramos vuelto a nacer, como si nuestras vidas finalmente hubieran iniciado. Nuestro amor es simple, puro y honesto – realmente es la mejor cosa que nos ha pasado en la vida. Ambos estábamos solos y confundidos, como otros veinteañeros, pero ahora nuestro camino es tan claro, tan hermoso, tan perfecto. Ella es mi todo, y cada día ella me recuerda que yo soy el suyo.

Juntos, ahora soñamos nuestro futuro. Bromeamos acerca de que Dios hizo algo maravilloso al crear a dos personas tan perfectas entre sí, que necesitaba desafiarnos, así que nos separó medio mundo. Bueno, gracias Dios por darnos también Slowly, para que pudiéramos encontrarnos.

Dadas todas las situaciones políticas entre los gobiernos de Irán y Estados Unidos, no podemos pretender que va a ser fácil o conveniente para nosotros estar juntos. Pero, ¿quién dijo que el amor verdadero tenía que ser alguna de estas cosas? Lo que sea que tengamos que pasar para estar juntos, encontraremos la manera. Estos últimos once meses han sido los mejores once meses de nuestras vidas, y aún así son solo el prólogo de nuestro libro de amor. 

Gracias Slowly, por crear la aplicación que me ha traído a mi único amor verdadero. Y gracias, Elif, por ser el ser humano más asombroso que jamás he conocido. Te amo azizam (cariño)

 Cuenta tu historia

SLOWLY

¡Empieza a conectar con el mundo ahora!